jueves, 20 de julio de 2017

Del libro "Por si las moscas"







TOMADURA DE PELO

Escribo este soneto en verso suelto,
libre o blanco, como bien lo afirman
los que saben preceptiva literaria;
también cojo y quizás un poco manco.

Lo hago así, mas no por irrespeto
con los grandes maestros de la rima,
sino porque quiero incursionar
en algo que tal vez no guste tanto.

Espero que comprendan la inquietud
que me asalta en momento tan riesgoso,
pues no quiero morir bajo las balas
que vuelan como pájaros hambrientos
sobre esta tierra desgraciada y fértil,
que no tiene la culpa del desmadre
fomentado por ladrones y asesinos.

Como ven, no escribí ningún soneto,
según dije al principio del poema.
Para colmo, le añado un estrambote
que me rima perfecto con azote.

Del libro "No está la Tierra para hacer sonetos"
















video



LA FIESTA

Es común entre buenos anfitriones
invitar a manteles en la fiesta,
sin pensar cuántos son y que les cuesta
complacer visitantes comilones.

Casi todos son burdos bebedores,
que borrachos se van a dormir siesta
al lecho principal, donde se acuesta
el señor con la esposa en sus amores.

Se levantan temprano al otro día
bajo un guayabo que parece un roble
y una halitosis de caverna umbría,

haciendo daños por partida doble
en varios muebles y cristalería,
con su vaivén de orangután innoble.

domingo, 16 de julio de 2017

Del libro "No está la Tierra para hacer sonetos"
















video



HISTORIA Y GEOGRAFÍA

Tierra fértil, exótica y demente,
localizada en el extremo norte
y occidental del sur del continente,
que tiene la belleza por soporte,

pero nunca en la clase dirigente,
leguleya y servil con el Imperio,
corrupta, criminal y decadente,
sin vocación para aliviar en serio

los males que amenazan como fiera
la plebe miserable y centenaria,
aunque viva en mitad de la riqueza,

oculta en las llanuras y montañas,
soberbios mares y lustrosas selvas,
y hasta en cavernas de presencia huraña.

viernes, 14 de julio de 2017

Del libro "No está la Tierra para hacer sonetos"


















TEMAS PARA UNA CIUDAD

Uno

A merced de sicarios y traquetos
pagados por mafiosos de etiqueta,
se encuentra Medellín, la muy coqueta,
en esta tierra que perdió respeto.

Se piensa innovadora y educada
porque tiene dinero a borbotones,
repartido entre jueces y matones
que dominan la bárbara manada.

Es así Medellín, que antaño tuvo
su pujanza, honradez y valentía,
hoy convertida en capital violenta

de un pueblo acorralado y rezandero,
que no ha podido cancelar la cuenta
dejada por la historia en el tintero.

Dos

Ellos van en lujosas camionetas
protegidos con armas bien dotadas,
vigilando las turbas desbocadas
que agitan el negocio entre carretas.

Mientras tanto, una plebe más modesta
procura trabajar honradamente
en labores de paga insuficiente
que no alcanza a cubrir lo que le cuesta.

Así todos, revueltos en la calle,
no saben quién los mata o los ayuda
en un suelo de visos siempre utópicos.

Medellín ya no cabe en este valle,
y la esperanza se ha tornado muda
en un verde de tonos estrambóticos.

domingo, 9 de julio de 2017

Del libro "No está la Tierra para hacer sonetos"




















CON RELATIVO ÉXITO

He vivido el amor en carne propia
y el desamor de idéntica manera,
también la guerra en su lustrosa inopia,
la paz, incluso, en su infeliz carrera.

Sufrido la riqueza, siempre ajena,
y la pobreza que mi angustia copia,
cual cruda realidad que me condena
a vivir desterrado en casa propia.

Yo todo lo he vivido, y no exagero
cuando afirmo con voz desmesurada
varias cosas que tantos no han logrado:

A los dioses servir de mensajero
en tierras que me vieron de pasada
para ser portavoz de lo ignorado.

viernes, 9 de junio de 2017

"EL AMOR DE MIS AMORES"









AMOR DE MIS AMORES
(Agustín Lara)

Poniendo la mano sobre el corazón,
quisiera decirte al compás de un son
que tú eres mi vida,
que no quiero a nadie,
que respiro el aire, que respiro el aire
que respiras tú. (bis)

Amor de mis amores,
alma de mi alma,
regálame las flores
de la esperanza.

Permite que ponga en tus labios
toda dulce verdad que tienen mis dolores,
para decirte que tú eres el amor de mis amores.

permite que ponga en tus labios
toda dulce verdad que tienen mis dolores

para decirte que tú eres el amor de mis amores.

viernes, 26 de mayo de 2017

Del libro "Como simples chalupas al garete"



















A COLOMBIA, CON AMOR

Una cosa es la tierra donde nacimos,
a la que amamos incondicionalmente,
otra, muy distinta,
la caterva de bandidos que la usurpan
a través del engaño y el terror.

Una cosa es un ejército formado
para defender las fronteras nacionales,
de aventuras y remotas invasiones,
otra, muy distinta,
la pandilla de asesinos que las ponen
al servicio de siniestros intereses,
matando a inofensivos campesinos,
estudiantes y obreros que reclaman
un poco de justicia y de respeto.

Una cosa son las creencias religiosas,
las posiciones ideológicas y políticas
en las cuales la gente se refugia
para evadir la realidad del mundo,
otra, muy distinta,
la turba de impostores que pululan
enriqueciéndose a costa de los ignorantes,
confundidos, fanáticos y crédulos.

Una cosa son el folclor y las costumbres
con las cuales el pueblo se divierte,
otra, muy distinta,
la chusma embrutecida por el fútbol,
el aguardiente y las sectas cavernícolas.

Una cosa son las selvas y los ríos
que alimentan el suelo con sus dones,
otra, muy distinta,
las empresas extranjeras que saquean,
contaminan y destruyen lo que encuentran
antes de volver a su lugar de origen.

Una cosa es firmar tratados internacionales
en igualdad de condiciones económicas,
otra, muy distinta,
abrirse de piernas como una barragana
ante el abuso descarado del imperio.

Una cosa es proteger a quien exige
pacíficamente sus derechos,
otra, muy distinta,
atropellar y matar manifestantes
en nombre de una falsa democracia.

Una cosa es tener símbolos que interpreten
los sentires más nobles de la población,
en sus sueños de grandeza y libertad,
otra, muy distinta,
venerar una bandera y un escudo
retrato de falacias y codicias carroñeras.

Colombia, proclive a la maldad congénita,
intolerante, violenta y rezandera:
¿Cuándo saldrás del vergonzoso atraso
potenciando educación, ciencia y cultura
y no a vulgares caciques virreinales,
que expolian sin pudor nuestras riquezas,
olvidando que un país tan sólo avanza
por medio de una paz consolidada,
no al servicio del crimen y la guerra?

jueves, 18 de mayo de 2017

Del libro "Voces de mar y tierra"





















AVIONES Y COHETES

Bienvenidos los aviones y cohetes
al mundo de la modernidad.
Superaron a los coches y a los trenes,
así como los coches y los trenes
superaron a los caballos
el más noble sistema de transporte.
No les estorban los rieles
ni los caminos bloqueados por montañas,
mucho menos los desiertos y los polos.

Cuando los aviones y cohetes
superaron la velocidad del sonido,
después de la segunda guerra mundial,
nos dimos cuenta que ya no existía límite
para la conquista espacial.

Acortan el tiempo y las distancias
que antes veíamos insalvables,
incluso, para visitar esos amores
que habitan en tierras muy lejanas,
derrumbando el aislamiento padecido
por regiones ignotas y soñadas.

Por eso, estos veloces aparatos
fueron un regalo para la humanidad.
Alabemos entonces esas maravillas
que nos llevan por sendas nunca vistas
hacia los bordes de la eternidad,
gritando seguros y entusiastas:
¡Bienvenidos los aviones y cohetes
al mundo de la modernidad!

miércoles, 3 de mayo de 2017

Del libro "No está la Tierra para hacer sonetos"
















video




CERTEZA Y DUDA

Todo pasa y se olvida con el tiempo
que es un concepto en el cerebro humano;
todo pasa y se olvida con el tiempo,
hasta el amigo que nos dio la mano.

Todo pasa y se olvida con el tiempo,
incluyendo el amor grande y cercano;
todo pasa y se olvida con el tiempo,
aunque luzca perfecto y soberano.

Absorto en el misterio de la vida,
igual que en el misterio de la muerte,
no sé si voy ganando la partida

o perdiendo en los campos de la suerte
la pasión que me das enardecida
cuando en llama tu cuerpo se convierte.

martes, 28 de marzo de 2017

Del libro "Poemas de mar y tierra"

















MEDELLÍN

Caminando por la ruta del tranvía
me topé con Fernando González,
León de Greiff,
y don Tomás Carrasquilla,
trío de brillante inteligencia
que dio gloria y respeto a este valle
donde tantos conductores desbocados
sobrepasan semáforos en rojo
con viejas chimeneas de humo espeso,
atosigando la vida que nos queda.

Ciudad de contrastes y entredichos,
metro y metroplús modernos,
donde las autoridades,
ponen paños de agua tibia en las heridas
productoras de los miasmas cotidianos,
afectando más aún el medio ambiente
que agoniza sin remedio en los fangales.

Los drogadictos desfallecen en las calles
como perros rechazados por sus amos,
cuando no por balaceras asesinas
que acortan el camino de la limpieza social.

En algunas bibliotecas y universidades
la cultura se defiende verbo a verbo,
mientras un populacho embrutecido
por el fútbol, el licor y la farándula
decide la matanza de la víctima final.

Los artistas reclaman sus derechos
con protestas y marchas educadas,
en tanto el río (letrina que no cesa)
se desliza sin peces, sin oxígeno,
hacia un pálido norte arrabalero,
asfixiado por los ritos de la incuria
que adormece la conciencia ciudadana.

Entre la escoria y el oro
de una obtusa idiosincrasia montaraz,
Medellín, pretenciosa y rezandera,
se hunde torpemente en veleidades
y en oscuros socavones burocráticos,
donde nacen semillas de infortunio
abonadas por políticos y mafias.

Con la ira que produce la impotencia
convivimos ahogados por desechos
en esta urbe antiguamente bella;
los pulmones, al borde del colapso,
luchan tenaces contra gases tóxicos
que dan mareos y producen tos.

Quienes fueron honrados están muertos
y sólo quedan residuos deletéreos
reforzados por el cáncer del desgreño,
con metástasis de odio en las cantinas,
con mendigos mugrientos en las calles,
con ruegos y quejidos en el viento,
con puñales traicioneros en los parques,
con hipócritas promesas en los templos.

Adiós ensueños, e ilusiones todas,
adiós proyectos y esperanzas muertas,
adiós formas de vida humanizadas
en esta cárcel fanática y violenta.

Adiós poema que enmudece solo
como grito lanzado en el vacío,
como barca sin vela y sin timón
en un mar de oleaje embravecido.

Adiós flores marchitas del jardín,
adiós taza de plata en la montaña,
cuna de hombres y mujeres generosos
que ya duermen en paz bajo la tierra,
y en estatuas de bronce salpicadas
por el pardo excremento de las aves
ambulantes, igual que los humanos,
en busca de pan, amor y abrigo
sobre un suelo de crímenes y penas.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Del libro "No está la tierra para hacer sonetos"























TABATINGA

Si digo Tabatinga digo río,
delfín rosado, guacamaya y selva,
digo un país, encantador y mágico,
risa y ojos y senos de mi negra.

Digo Amazonas, majestuoso y bello,
pulmón del mundo, salvador de América,
fauna y flora y estrellas, sol y luna,
cintura y brazos y nalgas de mi Érika.

Si digo Tabatinga digo todo
lo que llena mi vida aventurera
de dulces cantos y exitosa suerte,

por tener a mi lado la fortuna
(tan esquiva en amores y placeres)
de amar y ser amado hasta la muerte.